4 de octubre de 2021

Derrame de petróleo en California provoca un desastre ecológico y amenaza a dos balnearios populares

Un gran vertido de petróleo frente a la costa del sur de California dejó peces muertos, aves empapadas de petróleo y humedales contaminados, en un incidente que las autoridades locales calificaron de catástrofe medioambiental.

La Guardia Costera de Estados Unidos, que dirige una respuesta de limpieza en la que participan organismos federales, estatales y municipales, anunció el domingo una investigación permanente sobre cómo se produjo el vertido.

Se calcula que unos 126.000 galones, o 3.000 barriles, se han extendido en una mancha de petróleo que cubre unas 13 millas cuadradas (3367 hectáreas) del Océano Pacífico desde que se informó por primera vez el sábado por la mañana, según dijo Kim Carr, alcaldesa de Huntington Beach, en una conferencia de prensa.

Carr calificó el vertido de “catástrofe medioambiental” y de “potencial desastre ecológico”. La ciudad, situada junto a la playa, a unos 65 kilómetros al sur de Los Ángeles, ha sido la más afectada por el vertido.

Carr añadió: “Nuestros humedales se están degradando y partes de nuestra costa están ahora cubiertas de petróleo. Este vertido de crudo supone una de las situaciones más devastadoras a las que se ha enfrentado nuestra comunidad en décadas”.

El vertido fue causado por una brecha en una conexión a la plataforma petrolífera Elly y se extendió desde el muelle de Huntington Beach hasta Newport Beach, una zona popular entre los surfistas y los bañistas.

El Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California ordenó el cierre de la pesca en las zonas costeras afectadas por el vertido. Por su parte, la portavoz del Servicio Guardacosta de EEUU en la zona de Los Ángeles y Long Beach Rebeca Ore afirmó que se está siguiendo de cerca la mancha de petróleo tanto con aviones que sobrevuelan la zona como con personal en las costas, y apuntó que se están organizando las laboras de limpieza.

El cierre se extenderá desde Huntington Beach hasta Dana Point para las zonas costeras, y se extenderá hasta seis millas fuera de los puntos costeros para la zona de alta mar, según dijo el domingo el departamento.

Carr dijo que la plataforma petrolera la opera Beta Offshore, una filial de Amplify Energy Corporation, un grupo con sede en Houston. Las llamadas de Reuters a Beta y Amplify no obtuvieron respuesta.